Viajar al bienestar

La rutina, el día a día, el estrés, todo causa estragos en nuestra mente y en nuestro cuerpo y nos vamos cansando poco a poco, pero podemos aprovechar una escapada para desconectar, estar en paz y cuidar nuestra salud y belleza volviendo a la realidad con una piel saludable, un cuerpo libre de toxinas y una mente relajada dispuesta a luchar en la jungla de la vida. ¿Te animas a relajarte?.

 

España es un país rico en aguas termales desde tiempos de los romanos. Somos un país de agua que brota de la tierra con multitud de propiedades terapéuticas y medicinales y, en algunos casos, hasta se aprovechan los beneficios del agua del mar para ofrecer los mejores tratamientos de salud y belleza. Relájate con masajes o en el clásico spa, dedícate tiempo con tratamientos especializados válidos para hombres y mujeres, en entornos privilegiados y con la posibilidad, en todos los alojamientos, de disfrutar de la gastronomía local de cada zona así como de desconectar en entornos privilegiados. Toda España está salpicada de centros donde merece la pena desconectar y como no puedo contártelos todos, te ofrezco una selección de ellos para cuidar tu salud, regalarte un tratamiento de belleza o simplemente pasar una estancia relajada y en paz.

Balneario de Panticosa: situado a 1636 metros de altitud cerca de algunas de las cumbres más altas del Pirineo de Huesca., entre naturaleza, en un entorno increíble rodeado de gigantes nevados y situado al lado del Hotel Continental. Disfrutarás del poder del agua que brota del manantial de Tiberio, ya conocido en época romana. Aguas mineromedicinales que brotan de la tierra a una temperatura de 53º C lo que las convierte en una de las aguas más termales de toda Europa. Efectos sedantes, antiestrés circulatorios, efectos beneficiosos para los huesos, la piel problemas asmáticos, etc. También podremos tener tratamientos de arcilla, masajes geotermales, masaje con chocolate, tratamientos faciales y corporales.

En Galicia podemos encontrar uno de los más conocidos hoteles balneario de España: el Balneario de la Toja, ubicado en las Rías Baixas a pocos kilómetros de Pontevedra y con vistas panorámicas al mar. Pero también en esta Comunidad Autónoma, rica en manantiales y agua por doquier, podemos visitar el Balneario de Mondariz: pionero del termalismo gallego, fue inaugurado en 1873 y es un referente entre las Villas Termales de Europa. Situado a orillas del río Tea, es ideal para regalarse unos días de relax y disfrutar con su circuito celta inspirado en el ancestral termalismo celta que combina cinco terapias relajantes. Antes de salir de Galicia, os recomiendo visitar el magnífico Hotel Talaso Atlántico, situado en Baiona y cuyo spa tiene unas vistas magníficas al océano. Considerado mejor centro Talaso en 2017, es el primer circuito de talasoterapia de Galicia: ofrece salud y bienestar con agua de mar gallego, agua de mar pura filtrada para eliminar impurezas y preservar todas las propiedades del agua marina. El agua está calentada a 34º, la temperatura perfecta para que la piel absorba todas las propiedades marinas: cuidado de la piel, mejora del sistema nervioso, muscular, respiratorio, etc. Todo se complementa con tratamientos faciales y corporales de belleza en un edificio que recuerda a los pazos y casonas gallegos de grandes paredes y balcones de piedra, en un entorno agreste cercano a las islas Cíes.

Para seguir leyendo entra en nuestro último número que podrás recibir en tu mail bajo suscripción:

Número 19

 

L